Testimonio Gesti-on

“Yo era cliente desde hace muchos años de una multinacional, y cambié a Comeralia pues me convenció la presentación que me hicieron. Ahora sé que acerté de pleno y por varios motivos.

El programa de la multinacional no es malo, sino que también es muy bueno, pero la pega fundamental es que está diseñado prácticamente en exclusiva para la hacienda estatal.

Cuando les planteé esta pega me comentaron que había módulos expresos para las haciendas forales, pero el precio de esos módulos se disparaba en contabilidad a cantidades astronómicas para una asesoría de tamaño medio, por lo que había que manejar sus programas y los programas de las haciendas forales para traspasar las liquidaciones. Al final excesivo tiempo.

Resumiendo la empresa o la asesoría de Burgos tiene una ventaja competitiva con una asesoría del País Vasco, lo cual no parece ni lógico, ni prudente en un programa.

A parte de ello me resultó muy simple recuperar las contabilidades que tenía en su formato al de Comeralia, con las pegas normales de cualquier procedimiento, y además a medida que me han ido apareciendo clientes he recuperado con mucho éxito contabilidades en otros formatos, y eso es fundamental en cualquier asesoría.

Con las nóminas nos resultó más complicado pero hoy en día no me arrepiento de haberlo hecho.

El manejo del programa es tremendamente sencillo y me permite un control de las empresas perfecto.

Otra de las cosas que me maravilla es el archivo de Excel que tienen donde se pueden introducir apuntes de cualquier tipo e importarlos en el programa.

Tengo algún cliente con cerca de 300 facturas mensuales de venta y otras tantas de compra que me las ventilo en un par de horas. Eso si, requiere que manejes el Excel con cierta soltura, pero de verdad que es una maravilla.

En resumidas cuentas ya veis que estoy encantado con la decisión que tomé, ya que las pegas que me surgieron y me siguen alguna vez surgiendo, me las solucionan rápidamente”.